viernes, 23 de febrero de 2018

Edwin Bruce (Keiser, 1939)

Aunque nacido en una pequeña localidad de Arkansas, Estados Unidos, tuvo la suerte de crecer en la vecina Memphis en un momento fundamental: el nacimiento del rockabilly. Efectivamente, Bruce, que ya se había aficionado a la música desde su infancia, mamó de primera mano el origen del género y se aficionó, como no, a él, pululando alrededor de Sun Records, el sello discográfico local cuna y meca del rockabilly. Compuso un tema del estilo, "Rock boppin´ baby" (1957) y finalmente se presentó en Sun con quince dólares en la mano para grabarlo en una maqueta, pero cuando empezó a cantar, el ingeniero de sonido Jack Clement subió al despacho del jefe y gurú del género, Sam Phillips, y le dijo: "Ven un momento y escucha a este chico". Era verdad que el muchacho de 16 años tenía presencia y la canción estaba muy bien, así que Phillips le fichó en el acto, puso a su disposición a sus mejores músicos (luego astros del rockabilly por sí mismos) y se la publicó casi de inmediato. También editó allí "Sweet woman" (1958), pero la verdad es que no tuvo apenas repercusión y Bruce se dió cuenta que en Sun, sello volcado con otros artistas, no tenía futuro. Así que, aunque también se dedicó a componer para otros artistas, destacando pronto, por ejemplo, el high school "Save your kisses" para Tommy Roe, fichó por la multinacional RCA. Tras el poco éxito de su high school "Flight" (1960) pasó al mucho más modesto sello TransSonic, donde editó muy buenos discos, como "He gave her to me" (1962), con apenas repercusión tampoco. Decidió entonces acortar su nombre a Ed Bruce, lanzando en el sello Wand el nada despreciable single "See the big man cry" (1963), que se vendió bastante bien, aunque aún lo hizo mejor la versión country que Charlie Louvin un par de años más tarde, así como el más moderno "I´m gonna have a party" (1964). Sin duda ello fue definitivo a la hora de convertirle casi por completo a la música country, como demuestra ya su single "Puzzles" (1966) y, sobre todo, "Walker´s woods" (1967), que se vendió realmente bien gracias en no poco porcentaje a que ya, merecidamente, había fichado por la multinacional RCA. No era un superventas ni una estrella, ni mucho menos, y tenía que redondear ingresos poniendo voz a anuncios publicitarios (y, recordemos, seguía componiendo para otros). De hecho los poco escrupulosos ejecutivos de RCA no le renovaron contrato cuando no cumplió sus exigentes espectativas, y Bruce recaló en discos Monument, donde le fue relativamente bien con "Everybody wants go to Heaven" (1969). Así, siguió, haciendo country y pasando de discrográfica en discográfica sin alcanzar la cima hasta que dio en el clavo con el himno Outlaw (una ramificación del country) "Mammas, don´t let your babies grow up to be cowboys" (1976), es decir, Mamás, no dejeis crecer a vuestros hijos para que sean vaqueros, que versionarían además algunas de las mayores estrellas del género. Esto hizo que Bruce alcanzase un alto prestigio, sobre todo como compositor, llegando incluso a aparecer con un papel protagonista incluso en la serie televisiva "Maverick" (1981) que, por desgracia no tuvo altas audiencias y fue cancelada pronto. Como cantante fue fichado por discos MCA, que con todo el apoyo posible le elevó al estrellato del country con temas como "You´re the best break this old heart ever had" (1982). Esto hizo que los de RCA lo recuperaran, y aún triunfó Bruce con "You turn me on like a radio" (1985), "Nights" (1986) o "Quietly crazy" (1987), cuya cara B era un sentido recuerdo a su época rockabilly, "Memphis roots". Tras esto tomó una drástica decisión: aparcar un tanto la música para centrarse en su faceta interpretativa, apareciendo en varios telefilmes, presentando un par de programas de televisión y, ya en el siglo XXI; haciendo algunas apariciones en la gran pantalla, convirtiendo su cara de actor secundario en familiar a los aficionados al cine. Desde 2010 vive retirado en su rancho.
Músicos: Edwin Bruce (voz y guitarra acústica), Dickey Lee, Roland James, Roy Orbison, Brad Suggs, Fred Carter, Jerry Shook, Jerry Reed, Chip Young, Wayne Moss, Jack Eubanks, Ray Edenton, Jerry Byrd, Jimmy Capps, Dave Kirby, Robert Thompson, Pete Bordonali, John Goin, Fred Newell, Steve Gibson, Tom Johnson, Brent Rowan, Randy Rich, Steve Cropper, Kenny Mims y J.T. Corenflos (guitarra), D. Morris y Stan Kesler (contrabajo), Jack Mitchell, J. M. Van Eaton, Jerry Carrigan, Hayward Bishop, Kenny Malone, Larry Londin, James Stroud, Jerry Kroon y Paul Scholton (batería), Jerry Smith, Jimmy Wilson, Charlie Rich, Hargus Robbins, Larry Butler y Gordon Mote (piano), Billy Riley (guitarra y bajo), Martin Willis y Ace Cannon (saxo), Junior Huskey, Henry Strzelecki, Norbert Putnam, Bobby Dyson, Tommy Allsup, Tommy Cogbill, Joe Allen, Jack Williams, Steve Shaffer, Larry Paxton y Duck Dunn (bajo), Pete Wade (dobro), Pete Drake y Lloyd Green (steel guitar), Onie Wheeler y Charlie McCoy (armónica), David Briggs, Shane Keister, Tommy West, Charles Cochran, Ron Oates, Gary Prim, Mike Lawler y Bobby Wood (teclados), John Hartford (banjo), Ray Stevens (xilofón), Bobby Thompson (guitarra y banjo), Buddy Spicher y Jonathan Yudkin (violín), Bill Kenner (mandolina), Sonny Garrish (steel guitar y dobro), Bob Gelotte y Paul Scholten (percusión), Terry McMillan (arpa de boca y armónica), Dennis Solee (vientos), Barry Chance y Larry Beaird (guitarra rítmica), Larry Franklin (violín y mandolina), Jim Hoke (clarinete y saxo), Steve Herrman (trompeta), Bill Huber (trombón) y The Jordanaires, Paul Richey Singers y Robin Lee Bruce (coros).